Galicia se tiñe de rojo y da un ejemplo de heroicidad

El pasado domingo Galicia se tiñó de un intencionado rojo intenso y de negro carbón.

Numerosos campos, miles de hectáreas, casas… Ardieron con fuerza por gran parte de Galicia, dejando ya cuatro muertos: dos mujeres en Nigrán tras quedar atrapadas en su coche al caer un árbol en llamas, otro un hombre de 70 años al intentar salvar a sus animales domésticos y otro en San Andrés de Comesaña por una caída al intentar apagar las llamas.

Cientos de familias salieron a la calle y se pasaron cubos de agua formando una cadena humana para intentar reducir las llamas (ya que no había suficientes bomberos); civiles ofrecieron sus casas para los que lo necesitaran; hoteles y albergues ofrecieron habitaciones gratis para los afectados…

Simultáneamente, las redes sociales también ardían. La noche del domingo Twitter, Instagram y Facebook se inundaron de mensajes que contenían hastags como #ArdeGaliza o como #QueimanGaliza, uno de los más predominantes, donde se destaca que los incendios fueron intencionados.

Aunque aún no haya teorías corroboradas, todo y todos apuntan hacia una misma vía: gran parte de los incendios fueron intencionados. Tanto Mariano Rajoy (que se desplazó ayer hacia Galicia)como Alberto Núñez Feijóo dictaminan que hay que hacer todo lo posible para encontrar a estos “terroristas incendiarios” (palabras de este último).

Además, tras el despido de los 436 brigadistas al finalizar el verano y la Ley de Montes, que permite recalificar un terreno que haya sido asolado por las llamas, estas teorías adquieren más peso.

El número de incendios ascendió el domingo a 132, un número muy superior a los registrados en  agosto (50). Ayer quedaban 105 incendios activos y 19 en grado 2, que son incendios que podrían afectar a núcleos urbanos. Hoy ya no quedan fuegos con la situación 2 decretada, pero aún siguen quedando más de 50 incendios forestales activos.

Mensajes como este nos han partido el alma, y desde Actualidad Joven queremos recordar que el domingo Galicia fue un ejemplo a seguir de humanidad y de coraje. Pasaron muchísimo miedo (como es lógico al verte rodeado por kilómetros y kilómetros de fuego) pero aun así salieron a la calle, a intentar sofocar las llamas. También queremos mandar todo nuestro apoyo y nuestro cariño a todos los gallegos que han tenido que vivir esta terrible experiencia y nos unimos a vuestra lucha: #Nuncamais

 

Por otro lado, las manifestaciones de ayer con el lema Lumes, nuncamais, se produjeron en muchos puntos de Galicia, desde donde nos han llegado estos vídeos, que propugnaban la defensa de los montes. Además, Madrid también se sumó a la lucha, dando todo su apoyo a Galicia y llenando la Puerta del Sol.

Fuente: Lautaro Lema, Madrid.
Fuente Lautaro Lema, Madrid.
Fuente: Jesús Moreno, Madrid.

Finalmente, como ya sabéis, desde Actualidad Joven nos gusta contar la realidad tal y como es, por eso pedimos colaboración a los jóvenes gallegos que quisieran contarnos lo que opinan y lo que experimentaron. ¡Muchas gracias!

En primer lugar tenemos la declaración de Daniel Calvo, recibida el 16 de octubre. Nos ha parecido interesante publicarla en gallego, ya que es como la hemos recibido y creemos que se merece ser publicada en su lengua. Sin embargo, por si acaso alguien no lo entiende, tenéis más abajo el texto traducido. 

Desde aquí a situación é realmente de atentado contra os nosos montes, non sabemos que intereses teñen a xente que lle prende lume ao monte, pero polos menos ten que ser facer dano. Hai unha completeda desaparición de axuda por parte do goberno español, xa que non sabemos se envían ou non efectivos. Non hai brigadas, bombeiros… Pero é a xente a que está apangando os lunes.

Unha completa desesperación. Xente desaloxada da súa casa e xente que está perdendo todo o que durante moito tempo lle costou facer. E por non falarche dos danos medioambientais que son terroríficos: moitos animais mortos polo lume, tanto salvaxes que queda acorralados polo lume, como de granxas que non deixan pasar á xente e morren afogados do fumo ou mesmo ardidos. Estes últimos son moitos na provincia de Ourense e Lugo xa que son as que maior poboación gandeira teñen.

E na actualidade seguen moitos lumes activos en nivel de alerta 2. Todas as provincias están ardendo.

Bótaselle a culpa a lei de montes, á recalcificación do terreo, a sobre explotación se arbores non autóctonas… E sobre todo a unha política forestal nefasta da Xunta.

En castellano:

Desde aquí la situación es realmente de atentados contra nuestros montes, no sabemos que intereses tiene la gente que prender fuego a los montes, pero por lo menos tiene que ser hacer daño.
Hay una completa desaparición de ayuda por parte del gobierno español, ya que no sabemos si se envían o no efectivos. No hay brigadas, bomberos… Es la gente la que está apagando los fuegos.
Una completa desesperación. Gente desalojada de su casa y gente que está perdiendo todo lo que durante mucho tiempo le costó hacer. Y por no hablar de los daños medioambientales que son terroríficos: muchos animales muertos por el fuego, tanto los salvajes que quedaron acorralados por el humo, como de granjas DONDE no dejan pasar a la gente y mueren ahogados por el humo o quemados. Estos últimos son muchos en la provincia de Ourense y Lugo, ya que son los que mayor población ganadera tienen.
Y en la actualidad siguen muchos incendios activos en nivel de alerta 2. Todas las provincias están ardiendo. Echan la culpa a la Ley de Montes, a la recalificación del terreno, a la sobreexplotación de árboles no autóctonos… Pero sobre todo, a una política forestal nefasta de la Xunta.

En segundo lugar hemos contactado con Lucía Simón, una estudiante de Santiago que vivió muy de cerca uno de los peores días de Galicia de los que tanto se ha hablado. Solo hemos hecho una pregunta: “¿Cómo fue tu experiencia?”

Respuesta: Yo vivo en Samil (zona de playa), y a la mañana empecé a ver por redes sociales un montón de fotos y videos de zonas de monte de Vigo ardiendo, pero como no es raro que en Galicia arda el monte, no me sorprendí demasiado.

A la tarde quería dar una vuelta con el coche y fui con una amiga por la zona de la costa. Vimos un montón de incendios, enormes, el mar estaba gris y desde la carretera vimos llamas comiéndose árboles. A ambas nos entraron ganas de llorar y no dábamos crédito. Cuando volvimos a casa, nuestra zona ya estaba cubierta de humo espeso. Al cabo de un par de horas mi hermana y yo nos fuimos a casa de mi abuela (al centro de Vigo) porque en Samil se empezaba a respirar mal.

Cuando nos fuimos de casa estábamos  en contacto con gente y amigos de toda la ciudad (de hecho lo bonito dentro del desastre que fue, que un montón de personas con las que llevaba años sin hablar me preguntaron qué tal, y yo hice lo mismo).

Más tarde empezó a llegar el fuego a zonas de Vigo cercanas a mi casa y a zonas céntricas (Avda Europa, Florida, Hispanidad…) llenas de edificios. Varios amigos míos fueron desalojados por obligación, a alguno de ellos se le quemo la finca entera sin que apareciese un solo bombero… Fueron momentos súper tensos, de nerviosisimo total, yo llegue a llorar (no sabría si decir de pena o de orgullo) viendo fotos de personas con cubos de agua intentando parar el fuego en la zona en la que estaba mi colegio…

Se quemaron partes donde todos habíamos ido de excursión, zonas de casas en las que lo único que pudieron hacer durante horas fue sacar cubos y cubos de agua de las casas, y zonas del medio de la ciudad.

Muchas amigas mías acabaron con ataques de ansiedad, obviamente y yo me iba a venir a Santiago de Compostela (donde estudio) el domingo, pero al ver como estaba la situación me vine el lunes. Aun así, todavía no vi como quedo Vigo después de todo, y me da bastante miedo cuando vuelva a ir (cosa que creo q hare antes de lo que tenía pensado porque me llama muchísimo), porque sé que me voy a dar una hostia con la realidad, ya q al estar aquí  es más fácil seguir sin aceptar lo que ha pasado, seguir en fase de negación).

Finalmente, me arrepiento muchísimo de no haber salido a ayudar con cubos, llevo días sintiéndome así, porque de verdad me parece heroico lo que hizo la gente.

Cerrando el tema,  me gustaría criticar la reacción que tuvieron esa noche los medios, ya que, prácticamente ninguno  (la Sexta sí lo hizo) cortó la programación e informó de los hechos. Por otro lado, se ha comentado que algunos periodistas de la Televisión de Galicia que no estaban en horario laboral  quisieron trabajar e informar sobre los incendios por la tarde, pero no había material suficiente para ello.

¡Muchas gracias como siempre a los que han querido hablar y colaborar con Actualidad Joven!

Si has leído esto y quieres que te incluyamos en el especial, no dudes en rellenar el formulario de contacto y ¡lo publicaremos en cuanto lo recibamos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *