Venezuela en Crisis

en

Venezuela, uno de los países más prometedores de América Latina, se encuentra hoy en la peor crisis política y económica que la región ha visto en la era moderna. Marcada por la escasez de alimentos y medicamentos, tasas de criminalidad exponenciales y un poder ejecutivo cada día más autoritario, la situación es tan delicada que muchos temen que pueda terminar en un conflicto civil.

El gobierno que llevó a esta (evitable) crisis, profesa su amor por los pobres y la justicia social, pero sus actores han extraído millones, convirtiendo a Venezuela en el país más corrupto de Latinoamérica. Pero mientras el mundo responsabiliza a la ineptitud del gobierno, Maduro y sus aliados culpan a los precios del petróleo y las elites empresariales

La esperanza de la oposición conseguida tras ganar la mayoría parlamentaria por primera vez en casi dos décadas, ha sido mutilada por el gobierno de Maduro, que ha suspendido todo resto de democracia, usurpando el poder legislativo y judicial.

La Revolución Bolivariana de Chávez

Como el resto de Latinoamérica, Venezuela tiene una historia turbulenta. Producto de la colonización, de represivas dictaduras militares, y de instituciones extractivas, la grieta social entre las clases altas y bajas llevó al teniente coronel Hugo Chávez a la presidencia en 1998, luego de un fallido intento de golpe en 1992.

La propuesta de Chávez era simple, usar las reservas de petróleo para dirigir los recursos a reducir la inmensa pobreza y desigualdad social, un problema que los gobiernos anteriores no se habían preocupado en resolver. Esta plataforma, aunque populista, pretendía resolver un problema real y severo de la sociedad venezolana. Y durante un tiempo funcionó, reduciendo la pobreza e inflación a niveles históricos.

Sin embargo, lejos de crear instituciones inclusivas e incentivos y oportunidades a crecer, el modelo venezolano empezó a depender más y más de las exportaciones de petróleo. Chávez falló en establecer un modelo constructivo y reconciliador, y las vastas reservas de petróleo fueron usadas como arma política, para mantener el clientelismo a través de inmensos subsidios que no creaban valor.

Mientras tanto, se expropiaron y nacionalizaron miles de millones, se expandieron los poderes del ejecutivo, se cambió la constitución, se apuntaron jueces y cargos políticos a dedo, y la grieta social, ahora entre chavistas y anti-chavistas (“Escuálidos” como los denominaba Chávez), se expandió aún más.

De Chávez a Maduro

Cuando El Comandante falleció en marzo de 2013, su vicepresidente Nicolás Maduro, antiguo sindicalista y aliado eterno del régimen, tomó el mando y ganó unas elecciones extraordinarias celebradas en abril contra el opositor Henrique Capriles.

Pero a pesar de prometer continuar con el legado del fallecido Chávez, y seguir ejecutando la Revolución Bolivariana, Maduro se encontró con un sistema que ya empezaba a mostrar grietas. La plataforma populista del Chavismo que solo se mantenía gracias a las exportaciones de petróleo empezaban a mostrar síntomas de malfuncionamiento: Inflación, controles sobre precios, escasez de alimentos y medicamentos, pobreza, hambre, etc.

El boom del petróleo que había mantenido al Chavismo entre 2003 y 2013 se estaba acabando. Mientras que en 2014 el precio por barril estaba en unos $111, para 2016 había bajado a $27[i]. Para sobrevivir, el gobierno empezó a emitir deuda masiva que alcanzó unos $140 mil millones en 2017, mientras que las reservas tan solo llegaban a $10 mil millones[ii].

Pero a pesar de que el dinero se estaba acabando, el estado siguió gastando en mantener esa realidad construida por el chavismo. Imponiendo estrictos controles de precios para mantenerlos bajos, los proveedores se vieron obligados a reducir drásticamente su producción. La importación tampoco servía de alternativa porque los controles cambiarios limitaban la compra de dólares para comprar bienes en el extranjero. Mientras que el dólar oficial (al que por supuesto es casi imposible acceder) costaba 10 bolívares en julio de 2017, un dólar en el mercado negro costaba más de 8000.

Crisis Humanitaria

Son ya varias las organizaciones internacionales que han denunciado la increíble crisis humanitaria de Venezuela. La mortalidad infantil y maternal han escalado un 30% y un 65% respectivamente en los últimos dos años. 87% de la población dice no tener dinero suficiente para comprar alimentos necesarios[iii]. Según la ONG Human Rights Watch
La administración de Maduro “negó vehementemente el alcance de la necesidad de ayuda y ha bloqueado un esfuerzo de la Asamblea Nacional dirigida por la oposición para buscar ayuda internacional”. Son cientos de miles los venezolanos que se han exiliado escapando del régimen y buscando de una vez por todas un poco de estabilidad. Son la mayoría los que se quedaron luchando.

La última oleada de protestas, que lleva unos 4 meses, ha dejado más de 100 muertos. La violencia policial ha escalado a niveles inimaginables a pesar del inmenso número de manifestantes, y está claro para el mundo que el Chavismo ya no goza de la impunidad que antes.

Para combatir esto, y aferrarse al poder, el gobierno llamó a unas elecciones controversiales, con baja participación y aparentemente manipuladas, para convocar una asamblea nacional constituyente. Capaz de modificar a su gusto la constitución, los miembros de esta asamblea, en su totalidad Chavista, podrán ampliar aún más los poderes del Presidente.

Para algunos expertos, la crisis en Venezuela podría estar a tan solo días de estallar en una guerra civil, algo que Latinoamérica no ha visto en décadas. El mundo observa atentamente la situación de Venezuela, especulando sobre lo que podría pasar si Maduro no toma un paso al costado y en cambio se convierte en un dictador. Por ahora la comunidad internacional se ha declarado del lado de la gente, y algunas sanciones se han impuesto.

Pero mientras el foco del mundo yace sobre esta crisis absoluta, los verdaderos perdedores son los propios venezolanos. Este articulo va por los cientos de muertos, los miles de heridos, los cientos de miles de desplazados, y los millones que arriesgan sus vidas en busca de la libertad.

[i] Precio por Barril de Petróleo Crudo – OPEC

[ii] Venezuela in Crisis – CFR

[iii] El hambre desata saqueos en Venezuela – New York Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *